Vive si...

Riaño Vive dentro de los que hemos vivido en él,
Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa, Riaño, Salio...
nada nos ha llenado tanto como su todo,
debemos recuperarlo aunque solo sea un poco,
y no habrá futuro para nosotros y nuestros hijos más gratificante,
que volver a vivir en él, sin que sea un sueño.
Riaño, hace 23 años "muerto", Riaño asesinado,
y los hombres lo mataron, con sus envidias y engaños, y ahora,
después de estos años, hay quién lo quiere olvidar pero,
por mucho que se quiera, si has vivido ahí, en un lugar así,
Riaño no se olvida jamás, y más,
si ahora lo ves, hundido en la miseria, de querer ser,
lo que fue siempre, ignorando lo que fue.
.......................................que las aguas vuelvan a su cauce.

lunes, 3 de marzo de 2008

...en Javier Martínez Gil


Javier Martínez Gil Catedrático de Hidrogeología en la Universidad de Zaragoza, lucha a capa y espada para que los ríos dejen de ser cloacas y vuelvan a formar parte de nuestro patrimonio sentimental. Precusor de un movimiento que se agrupa en torno a la Fundación Nueva Cultura del Agua, este hidrólogo defiende sustituir el gigantismo de la obra pública por un aprovechamiento racional de los recursos.
--
«Hay que recuperar el valor afectivo que tenían los ríos antes de mercantilizarse»
Cuatro décadas de un productivismo desbocado nos han llevado por caminos insostenibles de degradación generalizada, que nos han hecho olvidar el auténtico valor del agua, la verdadera dimensión de tan excepcional recurso. Un conjunto de razones obligan a dar un giro a las políticas del agua en nuestro país. Es tiempo de instaurar una nueva cultura del agua que dé paso a la eficiencia y a la imaginación, a la subsidiariedad y a la participación en la gestión, a las verdaderas cuentas económicas, sociales y medioambientales del agua, y a la concepción humanística del recurso. Los usuarios de los ríos somos todos. La nueva cultura tiene que acabar con la tergiversación de los conceptos actuales de demanda y recurso, con los que se ha pretendido establecer un panorama irreal de desequilibrios insostenibles para justificar la instauración de un gran estado de obras restaurador de un equilibrio hidráulico que la Naturaleza jamás antes tuvo. Son las apetencias las que hay que reequilibrar. Estamos obligados a instaurar la cultura del respeto y de la sensibilidad, antes de seguir destruyendo más paraísos, más patrimonios, y desarticulando más comarcas históricas… sin necesidad. Estamos en tiempos de economía obligada, tiempos de conservar y no de destruir. ¡Un reto apasionante!
(Javier Martínez Gil)
--
Autor de obras como "Los ríos de España", "Agua y medio ambiente en Aragón" y "La nueva cultura del agua en España". Está considerado el "Padre" de este movimiento.
--
Enlace entrevista: http://servicios.elcorreodigital.com/ekoplaneta/datos/expertos/2005/octubre/gil.htm

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...