Vive si...

Riaño Vive dentro de los que hemos vivido en él,
Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa, Riaño, Salio...
nada nos ha llenado tanto como su todo,
debemos recuperarlo aunque solo sea un poco,
y no habrá futuro para nosotros y nuestros hijos más gratificante,
que volver a vivir en él, sin que sea un sueño.
Riaño, hace 23 años "muerto", Riaño asesinado,
y los hombres lo mataron, con sus envidias y engaños, y ahora,
después de estos años, hay quién lo quiere olvidar pero,
por mucho que se quiera, si has vivido ahí, en un lugar así,
Riaño no se olvida jamás, y más,
si ahora lo ves, hundido en la miseria, de querer ser,
lo que fue siempre, ignorando lo que fue.
.......................................que las aguas vuelvan a su cauce.

martes, 5 de diciembre de 2017

...en el valle sin agua

Nuestra pertinaz sequía.

Nunca hubo sequía en Riaño hasta que hubo pantano, …que curioso.


Por si fuera poco, además de la machacona misiva casi diaria repetida en los telediarios y derivados sobre el porcentaje de agua embalsada y otras viandas, grupos de informadores de programas televisivos en busca de audiencias más que de informarlas, se desplazan desde las grandes urbes para pasearse con sus micrófonos y cámaras por nuestra montaña, encontrando en ella como siempre, la hospitalidad de sus cada vez menos numerosos  habitantes.

Han venido para contar in situ a sus oyentes "la gran sequía" que padecemos, visualizada en la panorámica de un gran embalse como el de Riaño, semivacío, con su valle y laderas de un marcado efecto terroso cuarteado, producto de la erosión del agua embalsada ahora ausente, y la acción del sol.

Lo que nadie les ha contado a estos informadores, o no se han acordado de decirnos, es la cantidad ingente de agua que ha corrido embalse abajo en dirección al mar durante meses; pasando antes por los saltos hidroeléctricos de las empresas eléctricas explotadoras  de los ríos como es el caso de Iberdrola, el Dios capitalista de los ríos españoles; además, de toda la cantidad de agua que se desperdicia pasando de largo por los enormes canales que dicen regar las tierras que nunca se han regado, ni regarán; y que han sido el motivo “legal” por el cual la montaña ha sido sacrificada, dicho sea también de paso.


Una pertinaz sequía inducida de la memoria, nos invade, …curioso, en estos tiempos de tanta bonanza informativa, en el que en cualquier momento disponemos en nuestras manos de toda la información que queramos y más. Por mucho que de esto haya, la falta de vivencias y de un conocimiento cercano del medio, sea quizá la causa principal de este alejamiento, llevado hasta el extremo sin mayor oposición por la ley del más fuerte e interesado, cuando se trata de “la gente normal”; y la atonía y el abandono a su suerte por parte de los demás, los menos numerosos y más cercanos al problema, hasta el punto de aceptar con condescendencia la causa de su propio desdén…salvo algún loco iluminado y contadas excepciones venidas de lejos:


“…les comento que nunca tuve la oportunidad de visitar el valle de Riaño, soy cubana y quiero dejarles saber que me encantaría saber sobre mis antepasados; al ver su página me ha llenado de una inmensa nostalgia, y me gustaría tanto ver recuperado este valle… pues al parecer, era un lugar muy bello… no perdamos las esperanzas en repararlo… y ponerlo a la altura de nuestros antepasados...”


No nos cansaremos de repetir a todos ustedes, a los unos, y a los otros; que no hay sequía en la montaña leonesa, ni tampoco viejos fantasmas bajo las aguas que anegan nuestros valles, solo un enorme embalse cerrado in extremis por los legalistas para este evitar que fuera ilegal; vaciado cada año para beneficiar a las grandes empresas privadas fabricantes de kW y a alguno de sus legalistas amigos; …y un precioso valle anegado bajo sus aguas, promesa de un futuro mejor para todos, …incapaces de verlo.


¿Cuántas estupideces más nos quedan por escuchar en este circo mediático montado al uso buscando favorecer exclusivamente la construcción de más infraestructuras? …somos idiotas, no cabe duda. “nada sabemos de eso de la vida ni de la esencia de un porqué de perfil…” dijo un poeta empantanado al que nos gusta recordar.


Calderos por favor, ...decimos nosotros.

"efectos de la sequía en Riaño" reza el pie de esta foto publicada en la Nueva Crónica de León

RIAÑO VIVE

martes, 28 de noviembre de 2017

...en los calderos de Greenpeace

Greenpeace denuncia a su estilo el despilfarro y los abusos del agua en España.

8 de la mañana. Embalse de Barrios de Luna (León). Sopla un viento gélido. 20 activistas de Greenpeace llegan al puente y los escaladores empiezan a descolgarse. Tres horas más tarde, la pancarta más grande jamás desplegada por Greenpeace en España cuelga sobre lo que debían ser más de 300 millones de metros cúbicos de agua. Han necesitado más de un kilómetro y medio de cuerdas y 50 anclajes para sujetar los 120 kilos de pancarta. Aquí puedes ver cómo lo hemos contado en directo.
España es el país con más embalses per cápita del mundo, con cerca de 1.300, pero actualmente las reservas de agua apenas alcanzan un 37% (un 4% en el embalse en el que hoy estamos), un claro ejemplo de la mala gestión que se ha hecho de nuestros recursos hídricos, hecho que denunciamos en nuestro informe ‘La sequía, algo más que falta de lluvia’, presentado la semana pasada.
Y es que el objetivo de esta acción es denunciar que la mala gestión del agua y el despilfarro también son culpables de la sequía, no solo la falta de lluvia. Greenpeace demanda el fin de los pozos ilegales y las grandes obras hidráulicas, así como luchar contra la contaminación del agua. Exigimos medidas urgentes para prevenir y mitigar los efectos de la sequía.
**Greenpeace



jueves, 23 de noviembre de 2017

...en Guillle Jové


Guillle Jové nos ha sorprendido con esta interpretación de una canción suya titulada "Jota para Riaño". Le damos las gracias por lo que nos toca y esperamos que siga pregonando la infamia cometida en la montaña leonesa como merece.
Nuevos trovadores del caldero aparecen en las redes cibernéticas, que son ahora los caminos que recorren. Todo el "exito" para ti Guille, que tambien será el nuestro.
RIAÑO VIVE

miércoles, 8 de noviembre de 2017

...en las piedras

La P de PEDROSA con las piedras de sus casas sobre el valle
Esta es la P de PEDROSA, PEDROSA DEL REY.
Pon tu piedra también en tu propio pueblo si no lo tienes, SALIO, ÉSCARO, ANCILES, BURÓN, LA PUERTA, HUELDE, y no hagas caso de quien te diga que no sirve para nada...por eso lo hacemos amigo.
--
PEDROSA con sus piedras pintadas sobre la tierra del valle, y sus crudas y viejas huellas que las rodean. Un cuadro que nadie con un mínimo de sentido común hubiera nunca imaginado. Así vivimos en este pegajoso mundo del absurdo donde las conciencias se refrigeran con plumeros confortables.
PEDROSA, si, por favor... pero ¡¡MÁS ALTO!! Solo hace falta que seamos muchos, para conseguirlo. Cualquier día de estos, bajemos todos a dormir al Valle y démonos de Abrazos, ahí, junto a nuestro río para celebrarlo. ¿Donde está esa rebeldía que nos hace libres luchando por sueños imposibles?... ¡Pues esto de imposible no tiene nada! ¡Está ahí! Cubierto de una capa de lodo, y miedo eso si, que es el nuestro.
¡Os atrevéis?
Muchos calderos contra el olvido para no solo volver.
PEDROSA DEL REY VIVE.
Saludos y más calderos
 

viernes, 20 de mayo de 2016

...mirando a la eternidad

RIAÑO VIVE, vive y vivirá, mientras existan Valles anegados bajo aguas entrampadas y gentes desplazadas de sus casas, injustamente para que otras vivan.
La destrucción cruel e irresponsable de los pueblos de la montaña leonesa de Riaño y la que no es de Riaño, ha supuesto, además de la pérdida de una forma de vida, la desaparición de algunos de los valles más ricos y prósperos de nuestro mal llamado país, pues un país que se precie, no destruye sus raíces impunemente como lo hemos hecho nosotros. El precio pagado por este sacrificio humano, medioambiental y económico, nunca será saldado con los supuestos beneficios del negocio de los pantanos, y mucho menos en el caso de Riaño. Los grandes embalses no deberían ya formar parte de ningún proyecto energético, pues solo son hoy, viejas y moles de hormigón que provocan el colapso vital, no solo de los ríos, sino también como hemos dicho, de las sociedades de los lugares que ocupan, impidiendo su desarrollo natural en igualdad de condiciones, y sumiendo comarcas enteras en las más profunda de las depresiones y abandono. La desaparición de estas mega estructuras obsoletas para estos tiempos, por muchos "beneficios" que den a quienes de verdad las explotan (empresas eléctricas), supondrá el comienzo de la recuperación de todas esas áreas de montaña con todas sus posibilidades, y quizá, recuperemos así parte de la dignidad perdida.
RIAÑO VIVE, lucha y luchará por ello mientras las aguas de los ríos fluyan montaña abajo, por que sabemos lo que se esconde bajo esas aguas ahora, entrampadas. Lo sabemos desde que tenemos uso de razón, pues de la orilla del río procedemos. Nuestra biografía como personas activas con este nombre que lleva por si solo su mensaje, ha ido paralela a la biografía del pantano que anegó nuestros pueblos. Con él, nacimos, y con él, vivimos la sencilla vida compartida de nuestros primeros años, hasta el día del violento ocaso de todo la ahí vivido y conocido. Desde entonces, la razón, convertida con los años en sentido común, nos ha llevado a luchar por lo nuestro y por lo de todos los que como nosotros, sufren el atropello de los manipuladores-fagocitadores de nuestros ríos
RIAÑO VIVE, no vive para el pasado, como muchos piensan, sino para la eternidad.
Abrazos para todos

Fotografía de la manifestación de Enero 2016 en Carrizo de la Ribera (León)

domingo, 6 de marzo de 2016

...en la Montaña de Riaño

Montaña de Riaño, si.
La esperanza y la fuerza de la razón, son más poderosas que el mayor de los muros, por mucho hormigón y hierro que tengan; y este, caerá algún día presa de su propia maldición y de todo el daño que ha causado, y tanta vida que ha robado, impunemente entre nuestras montañas. Algo, que aunque lo intentemos, nunca olvidaremos... ni debemos. Obviar el desastre y los grandes errores cometidos en nuestro reciente pasado, solo nos pone en el camino de volver a cometerlos.
Gracias amigo Jesús Sánchez Melado por tu trabajo, nuestros son los calderos que en cada gesto, en cada palabra, en cada acción, estamos robando a las aguas entrampadas y quitadoras de vida del pantano.
Buenas tardes de invierno.

La Montaña de Riaño from Jesús Sánchez Melado on Vimeo.

martes, 15 de diciembre de 2015

MI VALLE Documental

NUEVO DOCUMENTAL, MI VALLE.

Waves Films; nuestros jóvenes amigos Lores Espinosa von Wichmann y Mario Santos, publican estas primeras imágenes del trabajo que han realizado durante un año entero, sobre lo que ha supuesto y supone para las personas, la construcción y permanencia de ese gran error nacional.
Sentimientos de dolor, melancolía, frustración, puro cinismo... un reguero de sensaciones infinito, entrampado frente a un gran muro de hormigón; que muestran claramente a todo el mundo, la profunda herida cerrada en falso que ha supuesto y supone cada día, la ignominia del pantano de Riaño.
Gracias, y más calderos amigos.

domingo, 18 de octubre de 2015

...en la merienda del monte

Ejemplar de roble albar de bosque de Hormas (Riaño-León)

Los “desmanes” de Hormas. (3ª parte)

Después de años caminando  por nuestras montañas,  hay impresiones que quedan,  y a través del tiempo,  lejos de desaparecer por el discurrir de “nuevos tiempos”; que nos dicen, mejores y más modernos; continúan…

Siempre nos ha llamado la atención tras años andando por senderos y caminos de nuestras montañas, algunas cosas que os querremos comentar. Algo que nos ha producido a la vez, tristeza y mal humor al contemplarlo. Nos referimos a la insensibilidad y desmesura con la que en nuestros montes y entorno en general, se llevan a cabo tareas de todo tipo, y que suponen de alguna forma, cambiar la percepción que hasta entonces teníamos de esos lugares, conocidos, disfrutados y compartidos por todos, desde siempre. Lugares, que en muchos casos, cuando se llega a tener cierta edad, se echan de menos en su estado original; al haber resultado ser al fin y al cabo, su cambio; fruto de una moda pasajera o un capricho o deseo interesado, o cómo no, de una “sumención” con mucho dinero pero sin ningún fundamento.
Como estamos en Hormas, resaltamos algunos ejemplos que a la vista de todos están como son los merenderos de doble servicio con cimientos de hormigón “armao” en hierro que se han construido en el lugar conocido por todos los riañeses como “Los Casares”. Sin duda, es un lugar acogedor, con una fuente de la que mana un agua tan estupenda como fría, idóneo para pasar un día agradable comiendo unos churrascos a la parrilla o lo que se tercie con los amigos y la familia; pero para eso, no hace falta destruir lo que fue antes, quitándole de cuajo buena parte de su encanto. No olvidemos que estamos en “Los Casares” y aunque no lo parezca, por el nombre que tiene, es el corazón de los valles de Hormas. Lo mismo sucede en el lugar llamado de “Boca San Pedro”, merenderos de hormigón “armao” por partida doble en medio de este otro Valle de Hormas. Si nos lo permiten decir, es de chiflados.
La desmesura y la falta de escrúpulos se encuentran en Hormas y en toda la Montañade Riaño por añadidura, a cada paso que se dé. Siguiendo las huellas de los caminos abiertos a golpe de excavadora donde nada se respeta; ya sean praderas donde el acero deja marcadas sus cicatrices en forma de profundos cortes, o en el interior del bosque, con centenarios acebales grandes y sanos, partidos en dos; atravesados por una brecha abierta en la tierra a modo de camino. Acciones que alteran el paisaje original de lugares durante siglos casi inalterado; y que en la mayoría de los casos se podría haber evitado sin apenas esfuerzo, por el mero hecho de no haberlo decidido así en el momento. Así de sencillo. Así de inconsciente.
Hoy, las gentes del pueblo, lejos de tratar con mimo nuestro mejor tesoro, seguimos actuando, inconscientemente o no,  de una manera egoísta y depredadora; lo que supone, ir en contra de nuestros viejos por ancestrales, intereses comunes y sobre todo, de los que vendrán detrás. A la larga, un camino hacia la nada.
Preservar este legado de lugares como son el Bosque de Hormas, es, además de una obligación por parte principalmente de sus más cercanos y legítimos propietarios, una apuesta verdadera por el futuro de nuestra aun, preciosa tierra.
La falta de civismo y buen gobierno en la Montaña de Riaño en general, al día de hoy, es algo patente. Solo tenéis que andar los caminos y observar. Una situación, que una vez más volvemos a decir, comenzó agravándose con la llegada de la sentencia del pantano. Circunstancia esta, que a través de los años ha hundido bajo el agua embalsada  algo más que los preciosos valles de la otrora rica y prospera Montaña; la moral y el sentido común de las gentes de los pueblos anegados y circundantes.
En este escenario desalentador, solo deberíamos fijarnos en conservar con mino la herencia que nos queda de nuestros mayores y dejar de tratarnos a nosotros mismos tan mal como lo hacemos. Comenzando por nuestro entorno, ya que es lo que todos de verdad compartimos, incluso más, en la soledad.
Salud para “cantenerse” paisanos.

Un ejemplo sin importancia
Algunas de las acciones realizadas por los organismos públicos en la Montaña de Riaño (el mal llamado Parque Regional Picos de Europa) son con la intención de dar un servicio lúdico a quienes se acerquen hasta nuestras montañas y quieran disfrutar de un entorno natural como el nuestro. Hacemos mención de una caso que nos parece significativo y a la vez casi cómico, de cómo se hacen algunas de estas cosas por aquí, suponemos que “desde un allí”.
Se trata de la “zona de recreo” creada en el lugar llamado de “las Camperas” camino del pueblo de Casasuertes. Lo que fue un lugar bello y relajante a la orilla del río, entre el curso del agua  y la carretera. En él, se han instalado hace ya varios años, tres mesas con gruesos tablones sobre zapatas de hormigón sujetas con fuertes herrajes metálicos que a la vista ha quedado en una de ellas pues ya hace tiempo una mesa ha desaparecido. Las otras dos, están en medio de la campera, en los mejores lugares que antes eran para descanso; bajo el haya y al lado del río. Una parrilla de ladrillo pegada a la gran roca caliza que flanquea la campera, con un cartelito al lado que dice: “prohibido hacer fuego”. También está el haya que domina el lugar, podada; donde antes sus ramas en verano, daban una confortable sombra; suponemos que la podaron para que los campistas urbanos no se sacaran un ojo con sus ramas mientras comían, al levantarse.
La solución a tanta estupidez parece fácil, pero, como ya hemos dicho, han pasado varios años y los herrajes de las mesas siguen aferradas al cimiento de hormigón en medio de la campera, y los que más iban por allí a pasar el día, hace tempo que no se les ve. 
Salud, paciencia, y sentido común para todos.

Una insignificante sugerencia
Si de verdad ustedes quieren disfrutar y ofrecer al visitante toda la magia de un lugar tan especial como es el bosque de Hormas, en Hormas; por ejemplo, en “Los Casares”; solo tienen que  mirar a su alrededor y olvidarse por un momento de sus más superfluas apetencias y costumbres de su cotidiana vida actual y hacer un poco de honor a su pasado, que es lo mismo que decir, a sus antepasados; a los antiguos hombres y mujeres que trabajaron la tierra, cuando la tierra les daba el medio de su vida; dando como resultado, un paisaje de genuina armonía.
Si viene usted a comer o merendar en grupo con sus amigos, familia o ambos, no le impediremos desplazarse con su  4x4  si tiene mucho que cargar; pero si, a todos los demás hasta el mismo lugar, con su vehículo utilitario particular. No hay señal de Parquin.
Si quieren de verdad disfrutar de un lugar original para compartir, han de demoler de cuajo las dos  estructuras de hormigón “armao” en hierro actualmente construidos; y a tal efecto, restaurar el invernal que en ruinas se encuentra un poco más adelante del viejo camino, con sus mismas piedras y estilo. Monte y pradera, piedra vieja y teja vieja que las cubra, serán el mejor de los lugares para que nuestro cuerpo y mente se sienta en comunión no solo del chorizo que nos vamos a yantar.
Buena tarde amigos.

Restos de la Parrilla construida en piedra y ladrillo en medio de la campera de "Los Casares". 
Lleva ahí, más de  5 años.
Riaño Vive.
Plataforma por la Recuperación del Valle de Riaño

lunes, 27 de julio de 2015

...en la carta de Félix


El futuro que nos robaron.
Félix Conde de Cossio, el padre de nuestro amigo Félix Conde de Cossio, escribió esta honorable, y hoy, más que interesante carta; que es una súplica contra la construcción del entonces amenazante pantano. Resalta en ella con delicadeza, las bondades de una tierra, la suya, a la cual él tanto amaba.
Félix denuncia en su carta, el agravio que se cometerá con un pueblo que tan duro ha luchado durante siglos por ser lo que es; llegando a conseguir en la nueva etapa de los años sesenta del siglo XX que se presentaba, junto con sus valiosos recursos tradicionales, un cada vez más reconocido estatus como centro de atracción turística de primera calidad. Augurándose para tiempos venideros, un más que prometedor futuro para toda la Montaña de Riaño.
Felix, era hermano del entonces alcalde de Riaño, conocido popularmente como "Paquito" Conde, y responsable en buena medida, de la falta de oposición que existió en el pueblo de Riaño al proyecto del pantano, en los fatídicos días que estaban a punto de llegar.
Después de los acontecimientos que se sucedieron los siguientes años, Félix, nunca  más volvió a Riaño.
Diario ABC, 3 de Julio de 1960.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...