Vive si...

Riaño Vive dentro de los que hemos vivido en él,
Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa, Riaño, Salio...
nada nos ha llenado tanto como su todo,
debemos recuperarlo aunque solo sea un poco,
y no habrá futuro para nosotros y nuestros hijos más gratificante,
que volver a vivir en él, sin que sea un sueño.
Riaño, hace 23 años "muerto", Riaño asesinado,
y los hombres lo mataron, con sus envidias y engaños, y ahora,
después de estos años, hay quién lo quiere olvidar pero,
por mucho que se quiera, si has vivido ahí, en un lugar así,
Riaño no se olvida jamás, y más,
si ahora lo ves, hundido en la miseria, de querer ser,
lo que fue siempre, ignorando lo que fue.
.......................................que las aguas vuelvan a su cauce.

miércoles, 26 de marzo de 2008

...en la trucha

La tabla del Campamento y al fondo, el Cueto Cabrón y la Peña Las Pintas. Uno de tantos lugares del Valle en los que pescar era algo más que un placer. 
Foto: Manuel S. Álvarez
La visión de los ríos por un pescador.
Hay quien sostiene que nuestros ríos se encuentran en estado óptimo de conservación y ven hermosos frezaderos y poca contaminación donde los demás vemos lo contrario. El mejor (peor) ejemplo lo tenemos en nuestra muy transitada cuenca del río Esla: ¿Hay alguien que pueda comparar en igualdad lo que han sido tramos de río como los de Maraña, Acevedo, Liegos, Lario, Burón, Vegacerneja, La Puerta, o venir por el otro desde Llánaves, Portilla, Espejos, Barniedo, Villafrea, Boca de Huérgano y Pedrosa del Rey, hasta converger ambos, Esla y Yuso, parándonos para observar desde el puente de Bachende hacia el norte, toda la inmensidad de aquel fantástico valle, rodeado de las montañas mas hermosas recortándose sobre el cielo, que recogía las aguas, siempre limpias, de todas las vertientes que venían a lamer limpiando y alegrando el idílico paisaje del entorno del sacrificado y viejo Riaño, donde los montañeses de esa zona estuvieron siempre bien representados, y donde todos los visitantes, pescadores o turistas, hacían parada para tomar algún refrigerio y despedir desde allí las vacaciones o el viaje que tanta impresión había dejado en sus mentes, y que añorarían después desde sus lejanos hogares? Repito: ¿Hay alguien que se atreva a compararlo con el momento actual, cuando muchos de los magníficos tramos de pesca y lugares descritos se hallan bajo el agua de un pantano…?
Ordoño Llamas Gil.
--
Antes del cierre de la presa de Riaño el río Esla disponía de acotados realmente maravillosos. Éscaro o Bachende, hoy anegados, eran un auténtico paraíso, pero también Las Salas o Valdoré, por debajo de la presa y que aún persisten como cotos de pesca pese a que nadie consigue una captura de abril a agosto. La razón es muy sencilla. El agua se desembalsa por las compuertas de fondo y por esta causa está a una temperatura de entre tres y cuatro grados y apenas contiene oxígeno disuelto. Por otra parte los caudales para alimentar el canal de Payuelos y de la margen izquierda del Porma son tan brutales en verano que rompen el equilibrio del cauce de forma que para las truchas la vida se hace imposible. Los pescadores deportivos han desaparecido de estos tramos de río aunque por los cotos todavía aparece algún despistado, casi siempre foráneo, que se despide jurando que le han timado y que no volverá nunca mas. La última idea ha sido crear un tramo de aguas bravas con un estadio incluido. Tal vez se consiga así salvar el turismo, ya que la pesca es una utopía. Tan solo a partir de Cistierna el río cobra algo de vida, mejorando río abajo cuando el agua comienza a tomar temperatura y a recuperar oxígeno.
Pedro Vizcay.
Fuente: © El Diario de León, S.A.
--
Que pena. Como pescador, y entusiasta de la pesca de la trucha, me duele ver cada año que la cosa va a peor. En Zamora, el rio Tera sufre desde su nacimiento en la montaña, 4 grandes embalses en menos de 50 km. Dejando bajo el agua calmada y sin vida,los que antaÑo fueron cotos de primera categoría. El asesinato cometido en Riaño, dejando bajo las aguas el coto de Bachende con sus paisajes inigualables es otra muestra más de la desidia de nuestros gobernantes y de lo que nos han espoliado a todos. Parajes irrecuperables, únicos que llevaban millones de años inalterados, destruidos para siempre por el ansia y la codicia de unos pocos monstruos que no pasaran más de unos pocos años sobre la faz de una tierra que no les pertenece. Ni a ellos ni a nadie.
**Eduard Sifredi 2013

Podemos ver todo lo relacionado con los amantes de la pesca en León en esta estupenda web:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...