Vive si...

Riaño Vive dentro de los que hemos vivido en él,
Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa, Riaño, Salio...
nada nos ha llenado tanto como su todo,
debemos recuperarlo aunque solo sea un poco,
y no habrá futuro para nosotros y nuestros hijos más gratificante,
que volver a vivir en él, sin que sea un sueño.
Riaño, hace 23 años "muerto", Riaño asesinado,
y los hombres lo mataron, con sus envidias y engaños, y ahora,
después de estos años, hay quién lo quiere olvidar pero,
por mucho que se quiera, si has vivido ahí, en un lugar así,
Riaño no se olvida jamás, y más,
si ahora lo ves, hundido en la miseria, de querer ser,
lo que fue siempre, ignorando lo que fue.
.......................................que las aguas vuelvan a su cauce.

sábado, 15 de marzo de 2008

...en la rinconada redonda



Los niños y los hórreos del barrio
Cualquier manifestación de recuerdo, de nostalgia de mi pueblo. Cualquier documento de nuestra cultura masacrada no puede por más que conmoverme a primera vista, pero a los pocos segundos, toda esta emoción se trasforma en profunda herida.
Ver fotografías como esta me engrandece el corazón al poder contemplar ese instante del pasado y ver lo que somos en ese grupo de niños que parecen vivir felices posando bajo ese imponente hórreo. Solo verlo me llena el alma de orgullo. Orgullo herido que me hiere ese corazón henchido.
Es inevitable para mi pensar en ello... y me pregunto ¿Como pudieron hacerlo? ¿Tan infelices eran? En esta foto no lo parecen como tampoco me lo han parecido nunca mi madre o mi tía o la mayoría de mis vecinos
Esta generación de niños y niñas (la de mis padres)que corretearon felices entre los hórreos de Riaño (había decenas de ellos a principios del siglo XX) mal que les pese, son los que lo hicieron. Primero quemaron los hórreos en las lumbres de sus cocinas... y sus casas luego, con el bolígrafo que el funcionario de turno les dio prestado para firmar la destrucción de su vida vivida, la de sus antepasados y la de sus hijos. Yo también pasé una feliz infancia correteando entre esas rocas y leñeros ya sin hórreos 30 años después…y quiero creer que no eran conscientes de lo que hacian.
¡RIAÑO VIVE! ¿O ES QUE ESTAMOS MUERTOS?

Foto: familia Alonso Fernández

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...