Vive si...

Riaño Vive dentro de los que hemos vivido en él,
Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa, Riaño, Salio...
nada nos ha llenado tanto como su todo,
debemos recuperarlo aunque solo sea un poco,
y no habrá futuro para nosotros y nuestros hijos más gratificante,
que volver a vivir en él, sin que sea un sueño.
Riaño, hace 23 años "muerto", Riaño asesinado,
y los hombres lo mataron, con sus envidias y engaños, y ahora,
después de estos años, hay quién lo quiere olvidar pero,
por mucho que se quiera, si has vivido ahí, en un lugar así,
Riaño no se olvida jamás, y más,
si ahora lo ves, hundido en la miseria, de querer ser,
lo que fue siempre, ignorando lo que fue.
.......................................que las aguas vuelvan a su cauce.

jueves, 3 de enero de 2008

...en el barrio



Yo tenía 23 años y el año de 1986 lo recuerdo muy bien.
Como se suele decir, fue un antes y un después. El año más feliz y más triste de mi vida.
Recién salido de la mili había vuelto con la única intención de vivir en mi pueblo por mi cuenta y sin tutelas de nadie. Mis padres y mis estudios quedaban en Madrid.
Mis primeros y últimos trabajos en Riaño fueron temporales y esporádicas; chapuzas y lo que saliera. El primero que recuerdo con alegría, fue limpiar junto a la cuadrilla de contratados por el ayuntamiento, la presa que cruza el pueblo con ralladeras y horcas...y no quedó nada mal, pues falta hacia. Lo haciamos siempre bajo la supervisión in situ, del entonces gobernador del pueblo, Guillermo Hernández.
En más de una ocasión y sin recomendación,, junto a un amigo, subimos a las Casillas del Pando a pedir trabajo en las carreteras del pantano. Todavía recuerdo sus miradas,..no nos hicieron ni caso…y siempre me he alegrado de ello.
La mayor parte del tiempo lo pasaba con mi grupo de amigos disfrutando de nuestra juventud de día(…) y de noche(Nevada, Moderno, Roti pub, la Hila, Discoteca el Roble...), ...en nuestro Riaño, éramos los reyes.
Vivía en casa de mis padres en una vieja y soleada casa montañesa con varios siglos de edad en la que pasé una feliz infancia. desde el corral de casa pase mi infancia descubriendo el mundo que me rodeaba de callejinas y portaladas, muradales y caserones llenos de hortigas, las vacas y sus “moñigas”, las cuadras y sus abonales… y unos pocos años después, fui descubriendo mil Cielos distintos, mil Valles, y un sinfin de Ríos maravillosos.
En casa convivía con mis hermanos mayores con los que no me llevaba muy bien por problemas “laborales-familiares”. Ellos tenían sus miras puestas en lo más alto y yo simplemente, no lo compartía.
En lo más alto de una colina sobre el valle se empezaba a construir el llamado Nuevo Riaño. Yo no podía admitir que toda mi vida en poco tiempo no sería nada (si ya no lo era para muchos, cosa que me daba igual). Que todos mis recuerdos en poco tiempo serían cuentos imposibles o como de ciencia ficción. Que yo no sería yo y ellos no serían ellos. ¡No! Por encima de todo, ¡NO!
 
Uno de esos últimos días en Riaño, conocí en el el bar  "La Hila" a la mujer con la que vivo.
**El pequeño de Agapito.
Foto:: Chucho Mayagarai ("Chucho el vasco")

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...