Vive si...

Riaño Vive dentro de los que hemos vivido en él,
Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa, Riaño, Salio...
nada nos ha llenado tanto como su todo,
debemos recuperarlo aunque solo sea un poco,
y no habrá futuro para nosotros y nuestros hijos más gratificante,
que volver a vivir en él, sin que sea un sueño.
Riaño, hace 23 años "muerto", Riaño asesinado,
y los hombres lo mataron, con sus envidias y engaños, y ahora,
después de estos años, hay quién lo quiere olvidar pero,
por mucho que se quiera, si has vivido ahí, en un lugar así,
Riaño no se olvida jamás, y más,
si ahora lo ves, hundido en la miseria, de querer ser,
lo que fue siempre, ignorando lo que fue.
.......................................que las aguas vuelvan a su cauce.

martes, 30 de septiembre de 2008

...en el carro chillón

Herrando una vaca uncida, a la entrada de Riaño (Hans Gadow. 1897)  
Hace siglos, y durante muchos años, como podéis comprobar; ocurrieron los sucesos que a continuación os mostramos. Les pasaba a los carreteros de la montaña que viajaban a Tierra de Campos con sus carretas llenas de aperos para obtener a cambio, provisiones como cereal o vino......

1594, Mayo, 11. Madrid Real provisión de Felipe II a los corregidores y justicias del reino para que permitan a los vecinos de la comarca de Valdeburón proveerse libremente de pan de que escasean, con inserción de una ley sobre la circulación de pan y otras viandas, a petición de la villa y concejo de Burón.Como la comarca era montaña –decían—y tierra muy estéril de pan, muchas personas debían de acudir forzosamente a comprarlo a Tierra de Campos y otras partes; pero los lugares donde los compraban no se lo querían dejar sacar; sino que les causaban muchas molestias y vejaciones. La ley inserta en la provisión es categórica: mandamos que no se pueda vedar la saca de pan y otras provisiones.

1633, Abril, 28. Madrid Real provisión de Felipe IV para las justicias de la villa de Guardo pidiendo información sobre la causa y el fin del impuesto que cargaban a los carreteros de la Merindad de Valdeburón a su paso por la villa.Según relación recibida, “los carreteros que trajinaban con mercadurías, vino, trigo, madera y otras cosas desde las montañas a Tierra de Campos y Valladolid, las justicias de esa dicha villa y otras por donde pasaban con los dichos carros, les llevaban e repartían de cada uno dos cuartos y sobre ello les hacían vejaciones y molestias a que no se debía dar lugar”

Fuente: “La Merindad de Valdeburón” de Eutimio Martino.
Foto: Hans Gadow

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...