Vive si...

Riaño Vive dentro de los que hemos vivido en él,
Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa, Riaño, Salio...
nada nos ha llenado tanto como su todo,
debemos recuperarlo aunque solo sea un poco,
y no habrá futuro para nosotros y nuestros hijos más gratificante,
que volver a vivir en él, sin que sea un sueño.
Riaño, hace 23 años "muerto", Riaño asesinado,
y los hombres lo mataron, con sus envidias y engaños, y ahora,
después de estos años, hay quién lo quiere olvidar pero,
por mucho que se quiera, si has vivido ahí, en un lugar así,
Riaño no se olvida jamás, y más,
si ahora lo ves, hundido en la miseria, de querer ser,
lo que fue siempre, ignorando lo que fue.
.......................................que las aguas vuelvan a su cauce.

miércoles, 10 de junio de 2009

...en el desagravio de Luis


En fin, no sé que deciros a todos. Reconozco que todo este proyecto, al que por supuesto apoyo, lo he visto siempre como, un poco utópico. Pero poco a poco...., se va uno imaginando, o queriendo imaginar, alguna salida, alguna utilidad. En fin, que lo estáis haciendo bastante bien, Fonso. Ánimo. Ánimo, aunque sólo sea para que el mundo vea que para nada ha servido tanta destrucción, que todo fue una puta mentira, como todos sabíamos ya entonces.
¿Vaciar parte del pantano, rebajar la cota?, pues seguramente sea otra utopía, pero no tan imposible, supongo. ¡Dios mío¡, poder pisar otra vez Anciles, y saber que nunca más se volvería a anegar. No quiero ni pensarlo. Este otoño bajé hasta allí en la bici, no había vuelto desde su demolición, reconocí cada casa, cada entrada, cada huerta..., lo pasé mal, verdaderamente mal. Estuve siempre muy unido a Anciles, fue siempre mi pueblo preferido, sin duda el más bonito de todos, lo siento por los riañeses. Fui de los pocos, o el único, que después de la demolición de Riaño, bajé allí. Nunca olvidaré cuando las máquinas, con el “amigo” Reñones, abogado de la Confederación, y rodeados de guardias, entraron en el estrecho que llevaba el pueblo, cual legión que avanza para el aniquilamiento del siguiente poblado sitiado. Nunca olvidaré esa imagen, nunca. Nunca olvidaré la casa del cartero, ahora se me ha ido el nombre, padre de mis amigos Adolfo, Cova, Marian, M. Mar, Carlos y Eva, casa que entre Carlos y yo, quemamos, escondidos en el desván, cuando las máquinas se acercaban para derribarla, y no pudieron hasta el día siguiente. ¡y eso nos pareció un triunfo¡, y eso sirvió de consuelo a su padre, que agonizaba en el hospital, por que “al menos, no la habían tirado, la habíamos quemado”. Nunca olvidaré a M. Mar, cuando entre lágrimas, le contaba esto a su madre al día siguiente. A los pocos días, o semanas, falleció.
Han pasado ya más de 20 años, y como este, hay muchos recuerdos imposibles de borrar. Recuerdos que generan odio, y lo sé, y lo siento, pero no quiero olvidar. Ni perdonar, pero no sólo a los socialistas, a los pperos, a los regantes, a los guardias, al puto cura del Burgo ranero....., sino también a los que siendo de Riaño, de Burón, de...., no supieron, o no quisieron defender aquello. O a los de los pueblos limítrofes, entre los que cuento el mío, que les daba igual.... Hoy, parece que ya muchos se apuntan a tu proyecto, Fonso, .... No vi a nadie de La Villa, de Maraña, de Lario, de...., defender Riaño, luchar nada. ¿ahora? ¿se ven en la ruina? ¿por eso se apuntan? ¿o se lleva estar en contra del pantano?...
En fin, no quiero liaros, sí, sé que hay que olvidar. Y lo hago para muchas cosas, como para pelear contra de estas dots que nos quieren encorsetar. Pero, para eso, amigos para la Recuperación del Valle de Riaño, no me puedo juntar con cierta gente, lo siento. Piso poco el Nuevo Riaño (no puedo llamarlo Riaño), en parte por eso. Estuve el sábado en las JORNADAS DEL CALDERO, y me alegró veros a muchos, y pasar un rato con Manolo “Cachirolo”, con Carmen Sopeña, con Lipi, con Pilar..., pero preferí no volver el domingo, día en el que podía haber hablado. Preferí irme a echar la última esquiada a Lechada, sino, la podía haber liado, y eso no es bueno. Tuve que ver el sábado, como alguien, y no quiero decir el nombre, le daba lecciones a Purroy, alguien que no quiso defender su casa (lo recuerdo perfectamente), que fue de las primeras que tiraron cuando el viaducto, y que tiene los cojones de decir que él no sacaría ni un sólo caldero del pantano....
Lo triste, como hace tiempo, que parecía que el problema del pantano era de cuatro, es que ¿cuánta gente que vive allí, estuvo?. ¿con quien se puede contar para intentar hacer algo en ese sentido, de alcaldes, diputados.....? ¿o, simplemente vecinos?.
Pisemos tierra.
En fin, adelante, y contad conmigo. Quizás hasta desempolve montones de fotos que tengo de los derribos, y que aún, no las he querido ver.
Te quería decir, Fonso, y me he liado, que hay un pantano el Salamanca, cerca de la tierra de mi mujer, el de Irueña, en el río Agueda, pantano que vi crecer años después de aquello, y que era como una pesadilla, que se repite, y se repite... Es pequeño, y no pilla ningún pueblo, pero sí destroza unos barrancos preciosos, de las zonas más ricas en nutrias de toda España. Pues bien, que me vuelvo a liar, gracias a una denuncia de un grupo ecologista, han estado varios años sin poderlo llenar, a pesar de tener el muro acabado. Y, ahora, sólo lo pueden llenar, creo, que un 40 ó un 60%. Sería interesante ponerse en contacto con esta gente, para informarse. Y ponerlo en conocimiento de Carlos G. Antón. Supongo que serás capaz de averiguar algo por internet, cuando sepas algo, avísame, yo voy a menudo allí, por si hay que verlos.
Perdonad por el rollo, en desagravio, os envío una foto de Lechada, del domingo, cerca del alto del pico Lomas.
Un saludo
Luis Ángel González Valbuena

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...