Vive si...

Riaño Vive dentro de los que hemos vivido en él,
Anciles, Burón, Éscaro, Huelde, La Puerta, Pedrosa, Riaño, Salio...
nada nos ha llenado tanto como su todo,
debemos recuperarlo aunque solo sea un poco,
y no habrá futuro para nosotros y nuestros hijos más gratificante,
que volver a vivir en él, sin que sea un sueño.
Riaño, hace 23 años "muerto", Riaño asesinado,
y los hombres lo mataron, con sus envidias y engaños, y ahora,
después de estos años, hay quién lo quiere olvidar pero,
por mucho que se quiera, si has vivido ahí, en un lugar así,
Riaño no se olvida jamás, y más,
si ahora lo ves, hundido en la miseria, de querer ser,
lo que fue siempre, ignorando lo que fue.
.......................................que las aguas vuelvan a su cauce.

lunes, 13 de septiembre de 2010

...en el concejo

Portada del libro de Pedro Gómez sobre la historia de la supervivencia en la Montaña de Riaño.
Pedro Gómez, Gómez, un paisano de Liegos, nos muestra desde el sentimiento de SER, sus orígenes y los nuestros en este su libro de título claro y profundo: La lucha secular por la supervivencia en la Montaña de Riaño.  Un estudio exhaustivo que nos expone con "detalle" la historia y el medio de vida en la Montaña de Riaño. Especialmente desde el siglo XVI hasta nuestros días. En el se mencionan las mas primitivas huellas de los habitantes de las cuevas, pasando por las tribus vadinienses y haciendo especial hincapie en las personas y su forma de vivir en un entorno duro como es la Montaña de Riaño. Un modo de vida que perduró durante siglos con un indudable protagonista: los Concejos. Hoy los llamamos "Juntas Vecinales". Una administración comunal que regía además de los recursos de cada población, la forma de vivir de sus habitantes y que ha permitido que hoy todos nosotros hayamos tenido la suerte de conocer heredado, un entorno como el que tenemos, exceptuando por supuesto, las aguas muertas que cubren el Valle, que sin dudar afirmamos, todos tenemos la obligación moral de hacer desaparecer por ser el testimonio patente, deprimente,  de la más profunda humillación a un pueblo antiguo, a un país, que decimos es el nuestro.
Durante toda la extensa obra, aparecen datos y sucesos muy interesantes sobre el discurrir de la vida de la gente de los  pueblos, que tenían en los Concejos su mayor defensa para subsistir frente a la pobreza y los abusos reiterados de los más ricos. No faltan pleitos y duras disputas de estos por conseguir el control de los bienes comunales del Concejo.
Se analizan los distintos Concejos de la Montaña; especialmente Prioro y Tejerina que sirven de referencia.
La Transhumancia, la sacrificada vida de los pastores en su duro trabajo al cuidado de grandes rebaños de ovejas  es otro de los modos de vida analizados a fondo por su importancia a través de los siglos en la lucha por la supervivencia de los habitantes de la Montaña de Riaño.
Pedro, nos hace su reflexión más que clara:
"Actualmente las tierras no anegadas bajo las aguas, después de tanto tiempo de desconcierto, descabezadas y demográficamente descapitalizadas, siguen a la deriva bajo el signo de los tiempos a merced del mejor postor. la falta durante tanto tiempo de un adecuada planificación política y una ejecución consumada, (con frecuencia por manos inexpertas y lo que es peor, con intereses ajenos a los de las propias comunidades de la zona) con desconocimiento de las raíces de una cultura más que milenaria, se ha conseguido que, después de lustros, los restos de una comarca que, ciertamente sigue siendo rica en tierra y paisaje, pero que fue mucho más rica en hombres, siga navegando sin rumbo ni dirección hacia el futuro..."
"Este trabajo quiere ser un estímulo y un acicate para que los responsables de las instituciones y sus representantes que tienen la obligación de velar, conservar y promocionar la cultura existencial de los pueblos y de sus gentes e, igualmente, deseo animar a los perticulares que ya trabajan por esta causa, e invitar a que cada uno, dentro de sus posibilidades, sume sus fuerzas para conseguir, con el esfuerzo común de todos, que esta tierra reviva y se revitalice con la ssabia nueva y el encuentro de la vena de su antigua y rica cultura común."

Gracias Pedro por este gran trabajo y con tu permiso, dejamos aquí tu poema... 

Los días no restañan las heridas
las heridas enquistadas del pasado.
Muertos en muchas batallas,
despojos de luchas perdidas
tachonan los suelos
empedrados del pantano.
La presa cerró la herida en falso...
--
Tallos sin hojas, troncos sin ramas,
árboles como estatuas inertes,
demasiadas vidas rotas,
demasiados esqueleteos dentro...
La presa cerró la herida en falso....
--
Laderas y Valles fértiles ayer
son hoy bajo las aguas,
paisajes yertos
de insoportables soledades
y estériles desiertos
la presa cerró la herida en falso...

Pueblos de gentes antaño repletos
hogaño, son lugares vacios:
calles sin norte, solares sin dueño,
plazas sin nombre.
Calles plazas y pueblos,
a los que robaron el SER, pero
no pudieron robarles sus fueros.
La presa cerró la herida en falso...
--
Aves sin rumbo, mariposas al aire
sobrevuelan las aguas,
a su pesar transparentes...
Mensajeros de guerras perdidas,
testigos de grandes traiciones
y derrotas sin censo.
Buscan más allá del silencio,
alejarse de la muerte,
huir de su propio entierro.
La presa cerró la herida en falso...
--
Muchas y oscuras intrigas,
inconfesables secretos,
avaro el pantano
encierra en su seno
tormerntas y rayos con ira
encienden las entrañas
y remueven los fangos
anunciando venganzas
por silencios impuestos.
La presa cerró la herida en falso...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...